Entradas populares

miércoles, 2 de febrero de 2011

El hijo de Godzilla (1967)

Muchos fans de la saga recuerdan a éste film como una aberración que supuso el principio del fin para el Godzilla clásico. Yo creo que no hay para tanto, si que se trata de un film con momentos muy infantiles y en donde deseas que Minya, el hijo de Godzilla, arda en el infierno pero en parte es una divertida película de aventuras que almenos se hace distraída.


Unos científicos realizan experimentos en una isla con radiactividad que hacen que de repente algunas especies de la isla crezcan sin parar. Entre la selva descubren un huevo gigante perteneciente a Godzilla.
Jun Fukuda sigue insistiendo en dar una ambientación paradisiaca a los films de Godzilla y eso hace ganar puntos además de aprovechar mejor el bajo presupuesto. El diseño de los nuevos monstruos es magnífico y consigue los mejores momentos del film, las mantis Gimantises y la araña gigante Spiega son marionetas movidas por cables evitando el clásico hombre disfrazado (ya que sería imposible) y el resultado es creíble y superior a muchos de los films americanos de la época.

El que no se salva es Minya, el hijo de Godzilla, al nacer es un horrible muñeco movido por un cable que llega a dar arcadas, una aberración y cuando el bicho crece tampoco es que mejore la cosa, además Godzilla, el antes terror de Japón tiene un aspecto muy humanizado y grotesco y su papel de padre hace que tenga actitudes ridiculas como transportar con la cola a su hijo, enseñarle a disparar su rayo radiactivo o regañarle...Encima no hay explicación alguna de porqué aparece un huevo de Godzilla, ¿ahora resulta que el monstruo es hembra? no se da ninguna solución al enigma.

Este tufillo infantil se carga la cinta y la historia y los personajes principales tampoco es que sean muy interesantes. Almenos conseguimos buenos momentos como la terrorífica primera aparición de la araña Spiega o la batalla de Godzilla con las Gimantises con inesperados momentos violentos como esa pata de las mantis ardiendo cayendo encima de los protagonistas (otro magnífico momento) y que decir del entrañable y emotivo final con Godzilla e hijo abrazándose mientras la isla se congela.

El hijo de Godzilla fue un paso más en la infantilización de la saga aunque sin que llegue a extremos aberrantes se deja ver con gracia y almenos se hace entretenida.

Nota: 5/10

Trailer del film

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada