Entradas populares

domingo, 6 de noviembre de 2011

Godzilla contra MechaGodzilla (1993)


A pesar que la nueva serie de Godzilla estaba siendo un éxito en Japón las buenas recaudaciones no podían disimular que ya en Godzilla contra Mothra (1992) la cosa se estaba volviendo repetitiva y predecible. La Toho se planteó entonces  cerrar esta nueva saga recuperando a uno de los supervillanos favoritos de los fans: CiberGodzilla. Al final de este film Godzilla debería morir pero se lo repensaron en el último momento y el saurio radiactivo aun protagonizó dos películas más. 
El ejercito japones ha creado una organizacion para luchar contra Godzilla. Crean a una replica robotica del monstruo llamado MechaGodzilla como arma definitiva para asi matar a Godzilla. Mientras unos cientificios encuentran en una isla un huevo del que nacera el hijo de Godzilla.
Godzilla contra MechaGodzilla es sin duda la película Godzillera perfecta. La historia no se centra en estupideces complejas ni aburridas tramas que no interesan a nadie, no aquí no, aquí la trama es simple y se demuestra una falta de ideas muy grande como la tonteria de planteamiento de que descubran un segundo cerebro en el culo de Godzilla y que destruyendo ese cerebro destruiran a Godzilla pero no os preocupéis que la trama únicamente ocupa un 20% del film. 
El resto son batallas una tras otra, escenas de destrucción, explosiones, rayos, fuego...sin parar y todo aderezado con unos efectos especiales espectaculares, los mejores hasta la fecha si exceptuamos algunos detalles. Ya en los primeros 15 minutos hemos visto a MechaGodzilla y una batalla entre el recuperado Rodan y Godzilla. El ritmo es vertiginoso y no se detiene hasta el final.
La película es un paseo nostálgico en donde se recuperan y se recuerda a personajes y situaciones de los films clásicos de los 60. Se recupera al pájaro prehistórico Rodan aunque con resultados mediocres, si queréis seguir teniendo un buen recuerdo del monstruo alado seguid viendo la maravillosa Los hijos del volcán (1956) porque el muñecote histérico de este film da risa por desgracia. También se recupera al hijo de Godzilla pero no os asustéis que a pesar de que el disfraz y movimientos del monstruo no son para nada perfectos este nuevo vástago se hace más soportable y entrañable que el horroroso Minya de El hijo de Godzilla (1967).Respecto a MechaGodzilla se ha reinventado el personaje, ahora no es ninguna herramienta de una civilizacion extraterrestre sino que ahora está al servicio del bien.

En resumen una gozada para los fans que disfrutaran como enanos cada batalla, cada edificio destruido y cada pisada. La pelicula de Godzilla perfecta, se va al grano, a lo que todo el mundo quiere ver monstruos gigantes pegandose de ostias entre edificios en llamas sin parar y durante una orgasmica hora y media. Junto a Godzilla vs King Ghidorah la mejor de esta nueva etapa del saurio radiactivo.
Nota: 9/10

martes, 18 de octubre de 2011

Godzilla contra Mothra (1992)


Godzilla vs King Ghidorah (1991) resulto ser un exitazo para la Toho así que se insistió en recuperar monstruos de las viejas películas clásicas, esta vez le toco el turno a la mariposa gigante Mothra. Inicialmente se quiso hacer un remake modernizado del Mothra (1961) dirigido por Ishiro Honda pero la Toho no confiaba en el tirón comercial de la mariposa gigante en solitario así que se incluyo a última hora a Godzilla como invitado especial. El resultado fue un estupendo film de aventuras aunque con el problema que los efectos especiales no fueran tan brillantes como en anteriores entregas. A pesar de todo se convirtió en la mas taquillera de esta nueva saga de Godzilla.
Unos caza tesoros descubren una enorme bola blanca que resulta ser un huevo de Mothra, el dios guardián del Cosmos. Los investigadores deciden llevar el huevo a Japón, pero Godzilla, que ha despertado de su letargo debido al impacto de un meteorito gigante que cayó en la fosa del Pacífico donde dormía, sale a su encuentro.
El film tiene una estructura mucho más clásica que anteriores entregas y está repleta de pequeños guiños a las películas clásicas dirigidas por Honda en los 60 como la isla de Mothra, la llegada de la larva a Tokio o las canciones que cantan las pequeñas gemelas protectoras de Mothra. 
A pesar de esto se sigue recogiendo influencias americanas, los primeros 20 minutos del film son una especie de homenaje (plagio ?)  a Indiana Jones. La música continúa siendo fantástica y ayuda a crear un clima épico. 
Por desgracia los efectos especiales aunque geniales en algunos momentos como en los momentos de destrucción, en general son bastante pobres. Es increíble que la mariposa Mothra de 1964 en Godzilla contra los monstruos sea mucho más realista que el peluche de colores que vemos aquí o que el ataque de la oruga a Tokio sea superior en el Mothra de 1960 que aquí. 
Además en algunos momentos se nota el disfraz de Godzilla y la batalla final se hace excesivamente larga. A pesar de todo esto insisto que en este film nos encontramos con uno de las mejores escenas de la serie en mi opinión como es la espectacular escena en el que Godzilla aparece en pleno Monte Fuji en erupción.
Igualmente nos encontramos con una notable entrega de la saga en el que no paran de pasar cosas y que por supuesto es un gran entretenimiento y otra buena forma de comenzar en Godzilla si no has visto ninguna entrega anteriormente.
Nota: 8/10

lunes, 19 de septiembre de 2011

Tarántula (1955)


Después del clásico Them! La humanidad en peligro (1954) seguimos con otro film de insectos que debido a la radiactividad han mutado convirtiéndose en enormes monstruos sedientos de destrucción. Debido al gran éxito de Them! los espectadores pudieron ver como insectos gigantes de toda clase se paseaban como pedro por su casa aterrorizando a la población y destruyendo alguna ciudad emblemática como Nueva York. En el film que nos ocupa hoy y como ya dice claramente el titulo la amenaza es una tarántula gigante y está dirigida nada más y nada menos que por Jack Arnold, director de clásicos como El  increíble hombre menguante (1957) o La mujer y el monstruo (1954)
Un científico es acusado del crimen de otros dos compañeros. Pronto descubren que la responsable de las terribles muertes es una tarántula gigante. Muertes posteriores hacen que el doctor Hastings ponga todo su empeño en acabar con la vida del venenoso animal, que es el resultado de un desgraciado experimento científico para intentar acelerar el crecimiento en los animales, y que amenaza con sembrar el pánico en esa zona desértica de Arizona...
La historia sigue los patrones clásicos de la ciencia ficción, un científico descubre el método para hacer crecer a animales como ratones o conejos (sorprendentes efectos especiales) y así solucionar los problemas alimenticios. No sabemos qué pinta ahí una tarántula pero el caso es que el arácnido escapa al desierto en donde se dedica a sembrar el pánico, primero comiéndose a los animales que pilla y luego destrozando casas y matando a personas. Son evidentes las similitudes con Them! respecto a la ambientación en el desierto ya que hay situaciones e incluso planos que recuerdan a este film, pero la ambientación resulta igual de acertada con esos parajes tan áridos y solitarios. 
Los efectos especiales están muy conseguidos, a mi parecer superiores que las hormigas gigantes de Them! ya que aquí la tarántula del film era de verdad y la controlaban por medio de corrientes de aire expulsadas a través de tubos que hacian que la araña se moviera hacia donde quisieran. A pesar de que es imposible que las patas de una araña de ese tamaño puedan aguantar su propio peso los efectos especiales son la estrella del film.
Por desgracia no nos encontramos con un film tan redondo. La historia no fluye como debiera y hay momentos que se hace lenta a pesar de durar poco mas de 70 minutos y no ayudan los actores cuyos personajes no resultan demasiado interesantes y se ciñen a los estereotipos del genero (el héroe, la dama en apuros, el científico loco). Como curiosidad uno de los pilotos de avión que destruyen a la tarántula al final del film no es otro que el gran Clint Eastwood en uno de sus primeros papeles en la gran pantalla.
Tarántula es otra muestra del cine de ciencia ficción de la época, curiosa y entretenida aunque no brillante pero hará pasar un buen rato. 
Nota: 7/10

miércoles, 14 de septiembre de 2011

Them! La humanidad en peligro (1954)


Uno de los films que ayudaron a que la ciencia ficción se convirtiera en un género de gran éxito en la década de los 50 es sin duda La humanidad en peligro, junto a La guerra de los mundos (1953), Ultimátum a la tierra (1951) o La mujer y el monstruo (1954) la ciencia ficción se gano el respeto de la industria y se vio que se podía hacer mucho dinero con estos films.El film que nos ocupa es con derecho propio un clásico del cine que gracias a su entretenidísimo ritmo aun puede verse sin problemas.
El ejército americano realiza unas pruebas atómicas en un desierto del suroeste de los Estados Unidos. Como resultado de las radiaciones, las hormigas sufren una mutación que las hace crecer hasta alcanzar gigantescas dimensiones. Mientras el gobierno niega la existencia de la amenaza, los insectos mutantes se dirigen hacia las ciudades más cercanas. Un grupo de científicos y militares intentará impedir el desastre.
El film se divide claramente en dos partes. Una primera mitad en la que se intenta crear una buena atmosfera de suspense, misterio y terror en el que no se muestra a ninguna de las hormigas gigantes únicamente las catastróficas consecuencias que dejan a su paso: desapariciones, muertes, casas destrozadas… Esta primera parte del film se beneficia de la excelente ambientación en pleno desierto americano. En la segunda parte del film y ya con la primera aparición de las hormigas el ritmo y la tensión sube predominando las escenas de acción y cambiando la ambientación a una gran ciudad en donde las hormigas gigantes hacen de las suyas en los túneles subterraneos.
Las hormigas gigantes están muy bien hechas para la época aunque evidentemente el espectador de ahora se reirá con los bichos aunque no es un impedimento para disfrutar del film. Se supo aprovechar muy bien el bajo presupuesto de la produccion ya que no se muestra a las hormigas mas de lo necesario, todo un acierto. Y cuando los insectos aparecen protagonizan momentos geniales pero yo me quedo con unas imágenes cerca del final en donde las hormigas se pasean por los túneles subterráneos de la ciudad, por cómo está hecha, es una escena genial.Los actores en esta ocasión se pueden aguantar ya que resultan carismáticos aun a pesar de que están muy estereotipados pero caen bien y en algunos momentos protagonizan acertados momentos de humor.
En resumen, La humanidad en peligro es todo un clásico de la ciencia ficción, un film muy recomendable y que aun se puede seguir disfrutando y que su gran éxito propicio una avalancha de films sobre insectos o otros bichos gigantes mutados por la radiación atómica como The deadly mantis (1957), The beginning of the end (1957) o Tarantula (1955).
Nota: 9/10

miércoles, 24 de agosto de 2011

Godzilla vs King Ghidorah (1991)


Después de la buena acogida de Godzilla vs Biollante se decidió para el film número 18 de la saga que se hiciera regresar a alguno de los monstruos de la serie clásica y quien mejor que Ghidorah, el villano por excelencia del saurio radiactivo. El propósito no era hacer ni mucho menos un simple remake de  Ghidorah, el dragón de tres cabezas (1964) sino seguir modernizando la saga creando un nuevo origen y naturaleza del monstruo antagonista.

Unas personas de un futuro distante llegan al Japón contemporáneo en una máquina del tiempo para advertir de la destrucción que Godzilla está a punto de desatar. Para prevenir la hecatombe, toman a un psíquico, un escritor y un científico y viajan al momento anterior en que se lanzó la bomba H, en 1944, y ven el Godzillasaurio (lo que era Godzilla antes de la mutación).

La compleja historia sustituye a las sobadas historias de invasiones extraterrestres de los films clásicos y sustituye la amenaza por la de unos viajeros del futuro que no quieren ayudar a Japón sino intentar evitar que en el futuro se convierta en una nación súper poderosa. Este tufillo nacionalista y anti americano aunque es divertido y tampoco molesta en la historia hizo que se prohibiera distribuir este film en América. Por otro lado, la historia es tan entretenida que no hechas en falta para nada a Godzilla, que no aparece hasta pasada la hora de metraje y hasta ahí hemos visto de todo: un viaje en el tiempo hasta la segunda guerra mundial en medio de una confrontación entre japoneses y americanos, un dinosaurio atacando a soldados americanos, Ghidorah destruyendo todo Japon…

El ritmo es muy ágil a pesar de ciertas incongruencias en la historia, es muy difícil hacer un film de viajes en el tiempo y que todo cuadre pero el resultado es notable. El film es clave en la saga porque por fin se explica el origen de Godzilla, un dinosaurio que sobrevivió a la extinción y que debido a la bomba atómica mutó aumentando su tamaño, también se crea un nuevo origen para Ghidorah quien es un monstruo creado por ingeniería genética y es controlado por  los viajeros del futuro. 

Se sigue modernizando a la saga con influencia americana, desde Terminator (con la presencia de un ciborg) hasta Aliens en la escena final y el papel de la heroína del film. Respecto a los efectos especiales son espectaculares, los monstruos se ven enormes y realistas, las escenas de destrucción sobrecogen y las 2 batallas del film son magnificas. La escena final con la aparición de Mecha King Ghidorah dispuesta a enfrentarse contra el malvado Godzilla es uno de los momentos más adrenaliticos que he visto en la ciencia ficción. Además el genio Akira Ifukube vuelve a encargarse de la música modernizando los temas de los films clásicos y es una gozada. 

Sin duda este film lo tiene ¡TODO! Uno de los mejores films de la saga, totalmente disfrutable y entretenida. Si quieres empezar a ver películas de Godzilla y no sabes con cual empezar, empieza por esta, si no te gusta entonces déjalo estar. Mi film favorito de la saga.

Nota: 9/10

miércoles, 17 de agosto de 2011

Godzilla vs Biollante (1989)


El exitazo del nuevo Godzilla (1984) provocó  la creación de una nueva serie con la que se quería olvidar los films de la serie clásica y modernizar al monstruo radiactivo enfrentándolo a nuevos monstruos y situaciones. Este Godzilla vs Biollante consigue lo que no consiguió el anterior Godzilla y es modernizar a los nuevos tiempos al personaje.
A través de un experimento científico se pretende manipular material genético de Godzilla. Un comando terrorista islámico pretende utilizar dichas células para sus propios intereses, pero un científico renegado las termina combinando con los genes de una rosa y de su propia hija fallecida.
La historia a pesar de tener sus detalles ridículos acierta en recoger influencias del cine americano de los 80 al incluir una sub historia de espionaje industrial, la ingeniería genética o detalles del cine de terror americano como esos primeros ataques de Biollante así como su diseño que recuerdan a films como La pequeña tienda de los horrores (1986) o La cosa (1982). 
Además la historia del científico que mezcla células de una rosa donde según el descansa el alma de su hija muerta con Godzilla dando como resultado al monstruo Biollante recupera la poesía y la fantasía que transmitia Ishiro Honda en los primeros años de la saga. El problema es que tanta sub historia y tantos personajes hacen que te pierdas un poco y el ritmo se haga algo aburrido.
En efectos especiales, Godzilla vs Biollante es la más currada hasta el momento de todos los films de la saga, es toda una gozada para el fan. Godzilla cambia de aspecto haciéndolo totalmente furioso y salvaje y su presencia es imponente. Las secuencias de destrucción son impecables y las 2 batallas, a pesar de ser cortas, son realistas dentro de lo que cabe, retratando a los monstruos como si lucharan 2 animales y no dos hombres disfrazados. En ese aspecto es brillante.
A pesar de no ser perfecta Godzilla vs Biollante es un film notable que esta vez sí que moderniza a Godzilla a los años 90. Desgraciadamente debido al exitazo de las 2 siguientes entregas esta ha quedado algo relegada al olvido. Recomendable.
Nota: 8/10

sábado, 6 de agosto de 2011

King Kong se escapa (1967)

La Toho (la productora de los films de Godzilla y de la mayoría de kaijus eiga existentes) tuvo la oportunidad de oro de tener los derechos del personaje de King Kong durante los 60. En mi opinión esta oportunidad fue bastante desaprovechada ya que únicamente dio para realizar dos films sobre el personaje (aunque se intentó infructuosamente iniciar una saga protagonizada por King Kong): uno de ellos la exitosa King Kong contra Godzilla y la segunda King Kong se escapa.

El comandante Nelson, del submarino Explorer, estudia el mito de King Kong, que le fascina, y aprovechando unas reparaciones se acerca a la isla de Mondo, donde según sus investigaciones debe habitar Kong. Mientras, en el Polo Norte, el pérfido Doctor Who tiene una base secreta, en la cual ha construido un émulo robótico de Kong, Mechanikong.

King Kong contra Godzilla, a pesar de ser un film divertido, no resultó ser un film a la altura de las circunstancias además que los efectos especiales eran horribles. Este King Kong se escapa resulta ser toda una delicia, tiene todo lo que se puede pedir a un film de ciencia ficción: aventuras exóticas en una isla perdida habitada por monstruos gigantes, organizaciones secretas con malvados planes con cierto sabor a los films de James Bond, un robot gigante, destrucción, bellas jovencitas en apuros...Además esta vez los efectos especiales son de mayor calidad. King Kong aun tiene un aspecto bastante patético e irreal (con un físico muy similar a Homer Simpson por cierto) pero es mucho mejor que en King Kong contra Godzilla.
La parte que el film transcurre en la isla de Kong se nos presenta diferentes monstruos como Gorosaurus (una especie de T. Rex gigante) o una serpiente marina gigante (de aspecto ridículo por cierto). Pero el que se convierte con derecho propio en protagonista del film es el doble cibernetico del simio gigante, MecaniKong, con un bello diseño, armado con diferentes gadgets se convierte en un precedente de las series de robots gigantes como Mazinger Z o Ultraman y sucedáneos, esas escenas en pleno Polo Norte donde vemos pasear al robot entre un paraje totalmente nevado son fantásticas y muy bien realizadas.

Los personajes son carismáticos a destacar los malvados del film encabezados por el Doctor Who que dice querer conquistar el mundo al son de su risa malvada (como no) y la espectacular Mie Hama (chica Bond en Solo se vive dos veces (1967)). Al ser una co producción entre Estados Unidos y Japón aparecen actores americanos de capa caída entre el reparto. Además realizan algun que otro guiño al clásico King Kong (1933) como ese combate en la isla entre Kong y Gorosaurus o la confrontación final entre el simio y su réplica cibernética en lo alto de un edificio singular (la torre de comunicaciones de Tokio sustituyendo al Empire State de New York).

En resumen, King Kong se escapa es toda una delicia para el que le guste la ciencia ficción, con un ritmo vertiginoso, acción y aventuras clásicas por los cuatro costados. Se le tienen que perdonar, eso si, algunas incongruencias y sin sentidos típicos en estas producciones pero en general es un espectáculo pop muy recomendable.

Nota: 8/10

Tráiler del film

domingo, 31 de julio de 2011

El ataque de la mujer de 50 pies (1958)

Si en la anterior crítica se analizaba la historia de un hombre cuyo tamaño se iva disminuyendo en la imprescindible El increible hombre menguante (1957) ahora nos vamos a lo opuesto (una mujer que va creciendo más y más) aunque con unos resultados artísticos muy diferentes. El año anterior se estrenó El gigante ataca (1957) film donde aparecía un hombre que progresivamente crecía y poco después se estrenó su versión femenina que es el film que trato hoy. El ataque de la mujer de 50 pies es pura serie Z hecha con 4 duros y plagada de horrendos efectos especiales y malos actores pero más allá de esto nos encontramos con un film que con sus escasos 75 minutos de duración entretiene y mucho.



El film sigue las andanzas de una sufrida ama de casa la cual se cruza en el camino de unos extraterrestres del espacio exterior... que la hacen crecer y crecer hasta los 50 pies de altura.

A pesar de contar con mucho menos presupuesto que films de ciencia ficción de la época conserva gran parte del encanto de la serie B que se produjo en los años 50. Durante gran parte del relato seguimos el sufrimiento de la protagonista la cual su marido la engaña con una chica del pueblo y además marido y amante pretenden volverla loca o si hace falta matarla para conseguir sus jugosas fortunas. Lo divertido de la situación es que el marido y la amante se muestran sin tapujos delante de todo el pueblo.

Toda esta parte se sigue con interés y con buen ritmo hasta la aparición del extraterrestre...una mano de unos 5 metros de, al parecer, cartón piedra. El extraterrestre hace que la protagonista crezca y crezca sin parar hasta el punto que utiliza su nueva condición de giganta para revelarse contra la sociedad que la oprime y se vengue de los que se han reído de ella. Los efectos especiales de este último tercio del film, donde podemos ver esta venganza, son tan risibles que resultan encantadores y aseguran unas buenas risas: manos gigantes de cartón piedra atacando a los actores, cutrísimas transparencias de la giganta con el escenario en donde ésta se transparenta en el negativo como si fuera un fantasma y maquetas a escala del pueblo de dudosa calidad. Aunque la erótica y sexy imagen de la protagonista agigantada atacando el pueblo vestida con unicamente un top es genial.

A pesar de la pobreza de los efectos especiales, el film supone una gran sorpresa para el aficionado a la ciencia ficción, un film muy entretenido, divertido y entrañable. Uno de los primeros films que se podrían clasificar como "feminista". El póster de la película es fantástico y se ha convertido con derecho propio en un icono pop. Se hizo un remake en 1993 del que es mejor no hablar.


Nota: 7/10


Tráiler del film

jueves, 28 de julio de 2011

El increible hombre menguante (1957)

Ya tardaba en incluir en el blog esta obra maestra del cine fantástico de los 50. Dirigida por Jack Arnold, el mismo que otros clásicos como Tarántula (1955) o La mujer y el monstruo (1954), realiza sin duda su mejor obra, un film muy entretenido, por momentos muy angustioso y con unos efectos especiales magníficos a los que parece que el tiempo no les pasa factura.

Scott navega con su mujer en una lancha motora y, mientras ella va a buscar una cerveza, él se ve envuelto en una extraña nube. Unos meses después, Scott empieza a notar extraños cambios en su cuerpo: poco a poco va perdiendo peso y altura hasta hacerse casi invisible. A partir de entonces su vida será una pesadilla, una lucha constante por la supervivencia, en la que los hechos más cotidianos (un gato, una araña) representan para él una amenaza mortal.

La historia intenta ser realista en buena parte de su metraje con unos personajes protagonistas para nada planos y que se enfrentan a sus problemas con racionalidad, ésto hace del protagonista un personaje interesante y con el que empatizas fácilmente. Es todo un acierto no desvelar la razón por la que Scott comienza a menguar, sabemos que es por una extraña bruma pero no se sabe su origen.

La perla del film es su segunda mitad en la que podemos ver la mayoría de los efectos especiales. Tras una primera mitad en la que Scott intenta sobrellevar como puede su nueva condición es apartado totalmente de su vida y su matrimonio y convertido en un ser del tamaño de una pulga es marginado en el sótano de su casa y condenado a enfrentarse a los peligros del hogar como a su gato o una araña.  Todo ello aderezado con unos espectaculares efectos especiales y que aun sorprenden hasta llegar a un final desesperanzador en el que Scott acaba con fundirse con la immensidad del espacio.

El increíble hombre menguante es considerado uno de los mejores films de ciencia ficción de la historia, un peliculón totalmente recomendable y que provoca muchas más alegrias que films actuales de mucho mayor presupuesto. Y para el que quiera ver la versión opuesta del film que vea El asombroso hombre creciente (1957) aunque con una calidad inferior.

Nota: 10/10

Tráiler del film

Scott contra su gato